Saltar al contenido
Copas de Vino

¿Conoces las partes principales que forman una copa de vino?

Para concluir con esta guía donde hemos visto la importancia que tiene una copa a la hora de consumir el vino, vamos a destriparlas, para que veas por fragmentos todas las partes que componen una copa de vino moderna. Si te estabas preguntando ¿Cuáles son las partes de la copa de vino? Aquí las tienes bien explicadas y definidas.

De esta forma vas a entender mejor la importancia de estas y que papel juega cada una a la hora de potenciar las propiedades del vino. Para resumir las principales partes de la copa para vino son: la boca, el cáliz, el tallo o fuste y el pie o la base.

La boca: Parte de la copa de vino que te conecta

Le toca el turno a la sección más importante de una copa de vino, es justo donde entra en contacto con tus labios y el momento de descubrir el sabor tan especial que tiene.

La boca en copas para vino tinto, blanco y rosado

  • Parte por la que bebemos y más alta de la copa, se encuentra en el cáliz. Según que modelo y el vino que se sirva, el diámetro de la boca puede ser ancho o más estrecho, pero siempre es mejor que sea con el borde ligeramente cerrado para así condensar los aromas y que no se derrame al agitarlo.
  • Cuando la boca es estrecha, mantiene y concentra mucho mejor el buqué del vino. Esto es ideal para captar los olores que se expanden en la cámara aromática de la copa. En cambio si es más ancha, se siente mejor el sabor, de modo que cae desde más arriba y se extiende más por tu lengua.

La boca en copas para champagne y vinos espumosos

La boca en estos modelos para champán y espumosos, es de las más estrechas que podemos encontrar en una copa, la principal característica que tiene esto, es que retiene las burbujas de los vinos mejor que una con la boca más ancha. De modo que se consigue que no pierdan fuerza y con ello todo su encanto, así se mantienen intactas sus propiedades.

El Cáliz en las mejores copas de vino

Esta zona es la más importante de la copa, es la parte que contiene el líquido, sus formas y tamaños son variados, dependerá del vino que se sirva en ellas.

El cáliz de la copa de vino tinto, blanco y rosado

  • ✓ Sobre todo para un tinto encontramos en el cáliz formas de U, de balón y de globo, son anchas, estas copas grandes, ofrecen un contacto más amplio con el aire, ideal para que se oxigene mejor.
  • ✓ Las de blanco y rosado el vaso es en forma de U o de tulipán, el tamaño del cáliz es menor, ya que no necesitan respirar tanto. Estos se sirven fríos, así se evita que se calienten y se terminen echando a perder.

El cáliz de la copa para champagne y vinos espumosos

El cáliz es más pequeño con forma alargada y estrecha, con este diseño se busca concentrar y potenciar las burbujas del champán, las copas con el cáliz de esta forma se las conoce por nombres como flauta o tulipán.

El Tallo el pilar central de tu copa

Es la parte por donde se agarra y va desde el pie hasta el cáliz. En algunos modelos, debe ser suficientemente largo para que se coja sin tocar el cáliz con la mano, ya que la temperatura corporal calentara el contenido.

El Pie el equilibrio y la base de tu copa

Se puede nombrar también base o pedestal, es la parte de la copa por donde se apoya en la mesa, se encarga de dar estabilidad y equilibrio.

Descubre todos los modelos de copas que puedes encontrar aquí